EL CONTROL DE CALIDAD AK MODULAR

Construir buena parte de la vivienda previamente en fábrica es sinónimo de mayor control. Esto es lo que ocurre con nuestras casas prefabricadas y modulares Ak Modular. La programación de la estructura de la vivienda que realiza nuestro equipo de ingenieros nos permite construirla en nuestras instalaciones y posteriormente llevarla terminada al terreno, una vez realizada la cimentación.

De esta forma, las paredes, los forjados y las cubiertas salen de nuestras instalaciones con la certeza de una buena ejecución. Ahora, tan solo, nos toca el ensamblaje de las estructuras en la parcela.

 

Este sistema modular, cada vez más implantado a nivel europeo, aún siendo muy conocido en Centroeuropa, es un desconocido en nuestro entorno. Su precisión, una vez ejecutadas las viviendas, ha hecho que las constructoras se fijen en este sistema y se implemente, cada día más, en el entorno constructivo.

Por lo tanto, se trata de un sistema seguro, controlado y rápido, que permite acortar los plazos de entrega de las viviendas, y por consiguiente presentar precios más atractivos para el cliente. En nuestro enlace:https://akmodular.com/sistema-ak-modular/ se puede conocer con más detalle el sistema que utiliza AK MODULAR. Tomar nota, porque este sistema ha venido para quedarse entre nosotros.


AEROTERMIA: La tecnología limpia.

La aerotermia es una alternativa de calefacción limpia en nuestras casas modulares Ak Modular.  Permite calor en invierno y frío en verano, mediante una bomba de calor que se instala en el exterior de la vivienda y capta aire que transforma en agua caliente, lo que nos permitirá disponer de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria). Produce más energía que la que consume, por lo tanto, el ahorro de calefacción es considerable frente a otros sistemas de calefacción tradicionales. Es limpia, es sostenible: su materia prima es el aire exterior.

En nuestro enlace https://akmodular.com/casas-prefabricadas-modulares/ puedes conocer, con más detalle,  nuestro objetivo sostenible.

El mantenimiento es casi nulo, se trata de otro electrodoméstico más. Al no haber caldera, no hay residuos ni humos lanzados al exterior. Sus salidas hacia la casa se pueden combinar en soluciones de suelo radiante, radiadores tradicionales, bombas de calor con aire.

Podemos decir que la aerotermia ha llegado para quedarse en nuestras casas.