Casas prefabricadas ecológicas

Muy eficientes, respetuosas con nuestra salud y con la del medioambiente, perfectamente integradas en el entorno natural...

Las casas prefabricadas ecológicas de madera son el futuro de la construcción sostenible.

También denominadas casas pasivas de madera, ofrecen altas prestaciones a corto, medio y largo plazo, lo que se traduce en un ahorro considerable de la factura energética, durante todo el ciclo de vida de la edificación, sobre todo si lo comparamos con el que presentan las viviendas de construcción tradicional.

Pero no solo es importante el grado de eficiencia respecto al consumo energético en el hogar, también lo es el método de obtención de la materia prima empleada, menos agresivo, más sostenible, y el ahorro de costes que representa la alta velocidad de construcción.

Vivir en una casa prefabricada de madera construida con un sistema modular y criterios arquitectónicos pasivos es hacerlo de forma ecológica, perfectamente integrada en el espacio natural, respetando el medioambiente y nuestra salud.

En AK Modular apostamos por la eficiencia

  • Analizamos el entorno de la vivienda para aprovechar al máximo sus características (orientación, orografía del terreno, tipo de vegetación) y minimizar el impacto visual de la edificación.
  • Empleamos madera de abeto nórdico laminado como materia prima orgánica, respetuosa y de excelentes cualidades constructivas.
  • Incorporamos al diseño de la casa elementos arquitectónicos que reduzcan al máximo la necesidad de activar sistemas de climatización para mantener la temperatura interior.
  • Asesoramos sobre criterios decisivos como tipo de aislamiento, puertas y ventanas, sistemas de apoyo apropiados basados en energías limpias…
  • Llevamos a cabo un seguimiento minucioso de todas y cada una de las fases de construcción para garantizar la calidad de los trabajos.

Abeto nórdico laminado: materia prima ecológica y con altas prestaciones

El aprovechamiento de materiales orgánicos y responsables es una cualidad inherente al proceso de edificación de una casa prefabricada ecológica.

La resistencia y robustez del abeto nórdico laminado como material noble y de alta calidad lo convierten en una madera ligera idónea para garantizar estructuras habitacionales fuertes, estables y duraderas, además de procurar plazos de ejecución muy cortos debido a la facilidad con la que se trabaja.

Más resistente que otras maderas, el abeto nórdico laminado ofrece mejores resultados que una estructura metálica. Cuenta con una estabilidad y fiabilidad estructural sin precedentes y nos permite llevar a cabo edificaciones o estructuras de grandes dimensiones.

El abeto nórdico laminado brinda, por tanto, magníficas prestaciones como material constructivo, además de seguridad, sostenibilidad y velocidad de construcción a un menor coste ambiental, pues se trata de un material renovable que no precisa de productos contaminantes para su extracción ni de cara a la edificación.

Las ventajas y beneficios de la madera de abeto nórdico laminado como material ecológico en la construcción de viviendas, edificios, almacenes o hangares frente a otros materiales están más que demostrados:

  • Excelente aislante térmico: ofrece protección natural frente al frío y calor, proporcionando así un bienestar térmico que reduce a la mínima expresión la necesidad de sistemas de calefacción o refrigeración adicionales.
  • Regulador natural de la humedad: preserva la temperatura interior del hogar y evita la aparición de enfermedades como la artrosis o problemas respiratorios.
  • Aislante acústico: tiene la capacidad de reducir la reverberación, fomentando, en el interior del hogar, una atmósfera de paz y tranquilidad.

Casas prefabricadas ecológicas: casas pasiva de madera que piensan en ti

Soluciones inteligentes para un mayor aprovechamiento energético

Las casa pasivas de madera o casas de madera construidas con criterios pasivos son aquellas que incorporan elementos estructurales y detalles arquitectónicos diseñados para proporcionar un elevado ahorro energético. Uso de lamas de madera como segunda piel, abertura de grandes ventanales para la captación de la luz solar…, son elementos que pueden reducir nuestra factura de luz, calefacción o sistema de climatización, y consumo de agua entre un 40 y un 70 % sin que ello redunde en una perdida de bienestar.

Cinco criterios básicos para conseguir la máxima eficiencia

Entre los requisitos que debe cumplir una vivienda pasiva de madera para lograr alcanzar el grado de eficiencia deseado, cinco son imprescindibles: aislamiento térmico de elevada calidad, cerramientos de altas prestaciones en puertas y ventanas, sistema de ventilación cruzado, garantía de estanqueidad y ausencia de puentes térmicos. Las viviendas de madera que deseen reducir al máximo el consumo energético y mantener un perfecto equilibrio con el entorno deben adoptar estos criterios básicos si desean conseguir sus objetivos.

Casas prefabricadas ecológicas integradas en el entorno

Conseguir un equilibrio perfecto con el entorno que vaya más allá del impacto medioambiental y se centre, además, en el visual. Ese es el último gran objetivo de quienes diseñamos y construimos casas prefabricadas ecológicas de madera, además de los retos de sostenibilidad y eficiencia, deseamos lograr un menor impacto visual. Para ello, apostamos por revestimientos con materiales propios de la zona y de la arquitectura tradicional, respetamos la pendiente del terreno, la vegetación autóctona…, todo aquello que ayude a la integración de la vivienda en el paisaje de forma práctica y sencilla.

Contacta con nosotros para conocer todas las ventajas de nuestras casas ecológicas.